Nueva forma de terapia acorde a la actualidad virtual, a través de una pantalla, mediante videoconferencia (Skype, Zoom, FaceTime…), otros medios digitales (tablet, smartphone…) y con uso de cuestionarios y auto-registros específicos en función del problema sexual que se presente.

Ventajas:

  • Accesibilidad para llevar la terapia en cualquier lugar.
  • Las parejas son atendidas por un terapeuta por contacto virtual, propiciando un asesoramiento sin desplazamiento.
  • Ahorro económico y de tiempo.
  • Horario flexible en función de la disponibilidad del terapeuta.
  • Ofrece diferentes formas de comunicación ajustándose a las necesidades de los pacientes: videollamadas, correos electrónicos…
  • Anonimato y absoluta confidencialidad.
  • Facilita la comunicación a la hora de expresar los problemas y/o dificultades en aquellas personas que presenten inconvenientes a la hora de revelar información íntima. También posibilita la realización de la terapia en la propia lengua materna, para aquellas personas que han dejado su país de origen.
  • Ambiente cómodo, conocido y en la intimidad que generará un estado de relajación y seguridad en los pacientes facilitando también la alianza terapéutica.
  • Ayuda a superar problemas puntuales sin dejar que se intensifiquen con el paso del tiempo.